Lluvia de Estrellas

Si en una noche despejada, eres capaz de observar más de 10 estrellas fugaces por hora, estás contemplando una lluvia de meteoros, como las Oriónidas, las Leónidas…

Desechos de un Cometa

El punto en el cielo del que se perciben proviene los meteoros se llama radiante, y la constelación en la que se encuentre da nombre a la lluvia. Estas son las Leónidas…

El punto en el cielo del que se perciben proviene los meteoros se llama radiante, y la constelación en la que se encuentre da nombre a la lluvia. Estas son las Leónidas…

Cuando un cometa entra dentro de la zona de acción del Sol, el viento que genera éste (lluvia de partículas de alta energía), hace que los elementos que componen su superficie comiencen a sublimarse, pasando directamente de sólido a gas, formando su cola. Todos estos materiales desprendidos, o meteroides, comienzan a orbitar alrededor del sol, muy próximos al cometa originario.

Estas pequeñas partículas de polvo (meteroides del orden de décimas de milímetros) se incineran al entrar en la atmósfera de la Tierra, produciendo la incandescencia que las hace visibles o meteoros. Son percibidos como luminosos destellos en el cielo porque viajan a enormes velocidades, entre 43.000 y 260.000 km/h. Si la velocidad es mayor, indica que el meteoro procede de fuera del Sistema Solar. Cuanto más grandes son las partículas, mayor luminosidad producen.

Si en una noche despejada, al observar atentamente al firmamento, puedes apreciar más 10 estrellas fugaces a la hora, ¡enhorabuena!, tienes el placer de contemplar una lluvia de meteoros, más familiarmente conocida como “lluvia de estrellas”. Este aumento en la frecuencia de impactos de debe a que la órbita terrestre atraviesa algunos enjambres de meteroides (colas del cometa), produciendo las anuales lluvias de meteoros, como las Leónidas o las Perseidas.

Leónidas, Perseidas, Orionidas, Dacrónidas…

Las lluvias de meteoros más importantes llevan el nombre de las constelaciones en que se encuentra el radiante, o punto único en el cielo del que se percibe, por un efecto de perspectiva, parten los meteroides. Para el caso de las “Leónidas” el radiante se encuentra en la constelación del León (Leo). En el caso de las Perseidas, la constelación es Perseo. Las Orionidas deben su nombre a Orión mientras que las dacrónidas a la constelación del dragón.

Los puntos en otras direcciones a la de las Perseidas son aviones o satélites…

La cantidad de meteoros que se observarían en una hora, con condiciones ideales de observación, recibe el nombre de Tasa Horaria Zenital (THZ). En el año 1966, se observaron unas leónidas de unos 30.000 meteoros por hora cuando la órbita terrestre cruzo la estela no homogénea del cometa 55P/Tempel-Tuttle. En estos casos, se habla de tormenta de meteoros.

Cómo y Cuándo Observar

Para poder ver una lluvia de estrellas tan sólo necesitas de tus ojos…

Para poder ver una lluvia de estrellas tan sólo necesitas de tus ojos…

La cantidad de meteoros que se pueden observar depende de la oscuridad del cielo, nubosidad y altura a la que se encuentra el radiante sobre el horizonte. A su vez, también varían con los años para las mismas, al no coincidir exactamente las órbitas. Para observarlas tan sólo necesitamos de nuestros ojos y de tazas de café, al tener que estar durante la noche.

Si el día señalado cuenta con una flameante luna, sitúe ésta a su espalda, para reducir el contraste luminoso. Si dispone de una buena agudeza visual, podrá distinguir los diferentes colores en los que presentan (blanco, amarillo, naranja, verde, azul…), que dependen de los elementos que contengan, como el Cobre, Sodio o Calcio, entre otros.

En el verano, entre el 17 de julio y el 24 de agosto, y en el hemisferio norte, se puede disfrutar de las Perseidas o “Lágrimas de San Lorenzo”. Poseen una alta velocidad (210.000 km/h) y un THZ de 100, como promedio.

Las Leónidas se producen anualmente, entre el 15 y el 21 de noviembre, alcanzando un máximo de intensidad el 18 de noviembre con un THZ de 15. A su vez, cada 33 años se produce una tormenta de meteoros. La última fue en el año 2001, con un THZ de 1.500.

Las Dracónidas (también conocidas como Giacobínidas) ocurren comúnmente entre las noches del 8 y el 10 de octubre, siendo mejor observables en las horas anteriores al amanecer. Su THZ es variable, dándose en ciertos años tormentas de meteoros.

La cantidad de meteoros que se pueden observar depende de la oscuridad del cielo, nubosidad y altura a la que se encuentra el radiante sobre el horizonte. Cuanto mayor es el meteroide mayor es el meteoro o destello que produce al entrar en la atmósfera terrestre…

La actividad de Cuadrántidas se extiende entre el 1 y el 5 de enero, siendo su máximo el 3 con un THZ de 120. El periodo de actividad de las Gemínidas (radiantes de la constelación de Géminis) se extiende entre el 7 y el 17 de diciembre, con el 14 como máximo de THZ con 120, lo que la convierte en la lluvia de mayor actividad del año junto con las Cuadrántidas.

Las Oriónidas son meteoros de velocidad alta que radian de la constelación de Orión. Su declinación (+16º) próxima al Ecuador Celeste permite su observación desde todo el globo. Su actividad se extiende entre el 2 de octubre y el 7 de noviembre, con máximo el 21 de octubre con THZ 23. El cuerpo progenitor de las Oriónidas es el conocido cometa Halley.

Referencias:
http://www.tayabeixo.org/sist_solar/conductos/meteoros.htm
http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Lista_de_lluvias_de_meteoros

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esto del 1 al 10
Rating: 7.8/10 (6 votes cast)
Lluvia de Estrellas, 7.8 out of 10 based on 6 ratings

Related articles

Déjanos tu Comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos obligatorios han sido marcados (necesario):


Para contactar con nosotros, enviar una noticia, sugerencia, queja o corrección:



Back to Top