Sistema_Solar_115

Sistema Solar

Con un diámetro de 3’26 años luz, nuestro sistema estelar se formó hace 4.600 millones de años a partir de la explosión de una supernova…

Sistema Solar

El Sol es el objeto más grande y contiene aproximadamente el 98% de la masa total del sistema solar...

El Sol es el objeto más grande y contiene aproximadamente el 98% de la masa total del sistema solar…

El Sistema Solar es un conjunto de planetas, satélites, asteroides y cometas que giran alrededor de una estrella central, denominada Sol. El Sol se formó, al igual que los demás componentes, hace unos 4.600 millones de años, cuando una inmensa nube de gas y polvo se contrajo a causa de la fuerza de la gravedad y comenzó a girar a gran velocidad, probablemente, debido a la explosión de una supernova cercana.

El Sistema Solar es un sistema estelar que se encuentra dentro de la galaxia denominada Vía Láctea, que tiene 13.000 millones de años de antigüedad, está compuesta por 100.000 millones de estrellas y poseé un diámetro de 100.000 años luz (un año luz equivale a la distancia que recorre la luz en un año, una grandísima distancia si se tiene en cuenta que la luz viaja a una velocidad de 300.000 km/s). La estrella más cercana es Alfa Centauro, que se encuentra a 4’3 años luz.

Todas las estrellas que componen la Vía láctea están rotando alrededor del núcleo, que se cree que puede contar en su interior con un agujero negro. Las observaciones astronómicas referidas a galaxias distantes muestran que la velocidad de rotación del Sol alrededor de la galaxia es de unos 250 km/s, empleando aproximadamente 250 millones de años en realizar una revolución completa.

El tamaño del Sistema Solar se define como aquél en el que la fuerza de atracción del Sol se iguala a la fuerza de atracción de las estrellas más próximas a nosotros. Las dimensiones del sistema Solar serían entonces del orden de 3’26 años luz.

Planetas del Sistema Solar

Al observar el firmamento, los puntos luminosos intermitentes son estrellas mientras que los planetas, que reflejan la luz del Sol, no presentan dicho centelleo...

Al observar el firmamento, los puntos luminosos intermitentes son estrellas mientras que los planetas, que reflejan la luz del Sol, no presentan dicho centelleo…

Los planetas se distinguen entre planetas clásicos y planetas enanos. Todos ellos giran alrededor del astro rey al ser atraídos por éste, debido a la enorme fuerza gravitatoria que provoca el Sol.

Los planetas clásicos pueden clasificarse según su forma en: planetas terrestres y planetas jovianos. Los primeros son pequeños, de superficie rocosa y sólida, densidad alta y entre ellos están Mercurio, Venus, la Tierra y Marte. Los planetas jovianos poseen grandes diámetros, esencialmente gaseosos (hidrógeno y helio), densidad baja y son Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

Los planetas enanos son cuerpos celestes que cuentan con las mismas propiedades que sus hermanos mayores, aunque presentan algunas peculiaridades. No son satélites de ningún otro planeta y no han conseguido barrer de sus proximidades otros elementos interplanetarios. Los planetas enanos, hasta el momento, son Plutón, considerado hasta ahora como planeta clásico, 2003 UB313, Ceres, Caronte. Posiblemente, otros objetos del Cinturón de Asteroides y del Cinturón de Kuiper, que se descubran próximamente serán incluidos dentro de esta categoría.

Al observar el firmamento, dentro del mar de oscuridad compuesta por materia y energía oscura, los puntos luminosos intermitentes son estrellas, cuerpos que generan su propia luz. Dicho centelleo es debido a la enorme distancia que debe recorrer su luz hasta llegar a nosotros, interrumpida en su camino, y que hace modificar el haz de luz. Por el contrario, los planetas, al encontrarse relativamente cerca, tan sólo reflejan la luz del Sol, por ello no presentan dicho centelleo, aunque en algunos casos si pueda darse, según sean las condiciones metereológicas.

Asteroides, Cometas y Meteoritos

Los asteroides son rocas más pequeñas, constituidos por el material que sobró durante la formación del sistema solar, que giran, la mayoría en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, con una densidad de éstos de 18.000 elementos.

En 1995, los astrónomos planetarios creyeron que había más de 2.000 asteroides de, al menos, 1 km. de diámetro, capaces de colisionar con la Tierra. Pero desde entonces, solamente una fracción de estos grandes objetos ha sido encontrada cerca de la Tierra (169). El asteroide 2004 MN4, denominado Apophis, con un diámetro de 420 m, sobrevolará la Tierra el 13 de Abril de 2029 a sólo 30.000 km. sobre el suelo. Para comparar, los satélites geoestacionarios orbitan a 36.000 km. También en 2004, un asteroide pasó a solo 43.000 km. de la Tierra.

Los cometas son cuerpos de formas irregulares, frágiles y pequeños, compuestos por una mezcla de granos no volátiles y gases congelados, es decir, similares a “bolas de nieve sucia”, compuestos de agua, dióxido de carbono (hielo seco), amoníaco, metano (gas natural), hierro, magnesio y silicatos. Sus núcleos pueden llegar a diámetros que superar los 100 km.

El único hierro conocido antes de la invención de la metalurgia provenía de los meteoritos, por lo que fue denominado por los Hititas y los Sumerios “Fuego del cielo”...

El único hierro conocido antes de la invención de la metalurgia provenía de los meteoritos, por lo que fue denominado por los Hititas y los Sumerios “Fuego del cielo”…

Los cometas provienen de la Nube de Oort, situada entre 12.000 y 150.000 UA (1 UA = 150 millones de km, distancia media de la Tierra al Sol) y el Cinturón de Kuiper entre 30 UA y 12.000 UA. En estas alejadas localizaciones, los núcleos de los cometas se encuentran congelados, por lo que sólo pueden ser detectados por el reflejo se la luz del Sol. Conforme el cometa se acerca al Sol, por su órbita de gran excentricidad, desarrollan una atmósfera constituida por hidrógeno, como consecuencia de procesos químicos ocasionados por la absorción de luz ultravioleta (UV), que envuelve al núcleo, llamada coma. Cuando la Tierra cruza la órbita de un cometa, los restos de éste se incineran al penetrar en la atmósfera ocasionando una “lluvia de estrellas”.

Los meteoritos son pequeños asteroides, aproximadamente del tamaño de un canto rodado o de menor tamaño, que, generalmente, son el resultado de la colisión de dos o más asteroides, que en su viaje por el Sistema Solar han sido captados por la fuerza gravitatoria de la Tierra, por lo que la mayoría se encienden y se desintegran cuando entran en la atmósfera.

Los meteoritos,meteoroides o vulgarmente conocidos como estrellas fugaces entran en la atmósfera a una velocidad media que oscila entre 10 y 70 km/s. Los pequeños y medianos se frenan rápidamente hasta unos cientos de km/hora debido a la fricción, y cuando caen a tierra (si llegan) lo hacen con poca fuerza. Solamente los grandes conservan la velocidad suficiente para dejar un cráter. El más conocido es el que provocó la extinción de los dinosaurios de la Tierra hace 65 millones de años, que poseía un diámetro de 10 km. Un meteorito es también, según Portsch, la célebre piedra negra de la Kaaba en la Meca…

Referencias:
http://www.todoelsistemasolar.com.ar
http://www.astroseti.org/noticia_745_Los_Meteoritos_que_Cambiaron_Mundo_Parte_I.htm?nobar=1

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esto del 1 al 10
Rating: 7.6/10 (5 votes cast)
Sistema Solar, 7.6 out of 10 based on 5 ratings

Related articles

Déjanos tu Comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos obligatorios han sido marcados (necesario):


Para contactar con nosotros, enviar una noticia, sugerencia, queja o corrección:



Back to Top