amores_verano_51

Amores de Verano

Las relaciones amorosas en la época de verano se deben a diversos factores, como biológicos, por la melatonina, una hormona que nos pone de mejor humor…

Amor de Verano

En verano,el cuerpo produce más melatonina, una hormona que nos pone de mejor humor y más predispuestos al erotismo...

En verano,el cuerpo produce más melatonina, una hormona que nos pone de mejor humor y más predispuestos al erotismo…

Occidente es resultado de la confluencia de la cultura griega con la judeocristiana, y en lo atinente al amor esto supone la influencia de dos concepciones diversas, la del Eros griego, que acentúa el deseo, el cultivo egoísta del placer -en su movimiento centrípeto-, y la del ágape cristiano -en su movimiento centrífugo-, que acentúa la acción de dar, la ética de la ternura, la justicia y el respeto por los derechos individuales.

Los antiguos griegos representaron al dios Eros (cupido para los romanos), dios del amor, como un niño ciego, sordo, caprichoso y carente de piedad hasta con su propia madre. Era el más bello entre los dioses inmortales y sus flechas fulminan con la instantaneidad de un relámpago: el inglés y el francés dan cuenta de este efecto con las metáforas “to fall in love” y “tomber amoureux” (caer enamorado).

Esta dulce caída era provocada por un agente externo, y por ello en la mitología griega el amor aparece como una pasión, es decir, como una alteración del ánimo tan irracional como la ira, la envidia, la alegría, la tristeza o el odio.

Shakespeare describe el temple irracional y caprichoso del amor en “Sueño de una noche de verano”, donde unos duendes mueven los hilos del amor mientras las personas duermen, provocando que al despertar se enamoren caprichosamente tan pronto de una como de otra, la bella de la bestia, el cuerdo de la absurda, la mujer apasionada del varón que la desprecia.

Los expertos dicen que en verano sube la temperatura en todos los sentidos: las personas son más adeptas a tener romances y los casos de infidelidad se disparan, la influencia de la cultura griega clásica se afianza. Se tiende a pensar en el verano como un jubileo, un tiempo en que se va a poner entre paréntesis el encuadre y las normas con las que uno se mueve durante el año. Por ello las condiciones están dadas para que la libido se exprese y, en el caso de jóvenes y adolescentes, sea de una forma más acentuada, además de tener en cuenta que los amores de verano carecen de compromisos.

Mucha gente asegura que en el verano se siente más sensual, además, la ausencia de ropa por las altas temperaturas y el mayor tiempo libre, hacen que la posibilidad de encuentros amorosos sea mayor. Pero no sólo la ausencia de ropa es lo único que sube los termómetros. También existe una razón biológica: en verano, nuestros cuerpos producen más melatonina, una hormona responsable del tono vital que nos pone de mejor humor y más predispuestos al erotismo.

Los expertos dicen que, a la hora de hablar de infidelidades, ambos sexos sufren los engaños. El 88% de los hombres y el 93% de las mujeres afirma no haber tenido ningún idilio en el verano y haberse mantenido fieles a su pareja.

Sin embargo, aunque la mayoría dice haberse mantenido fiel a su compañero/a, casi la mitad tanto de solteros como de personas en pareja, han señalado que alguno de sus amigos íntimos ha tenido alguna en el verano. Un 20% afirma incluso que alguien de su círculo de amistades ha sido infiel con más de dos personas. El pequeño porcentaje que admite haber sido infiel (7% de las mujeres; 12% de los hombres) indica que se trata de un reflejo de cómo está su relación.

Por suerte, unos científicos alemanes están desarrollando un spray que contiene oxitocina, una hormona que se produce en el cerebro y es liberada por la glándula pituitaria, se asocia con la afectividad, la ternura y habilidad para mantener relaciones interpersonales saludables. También influye en funciones tan humanas como el enamoramiento, el orgasmo y el parto. En otros estudios, la «hormona del amor», por otros llamada, la “molécula de la monogamia” o “molécula de la confianza”, ha sido ligada a la capacidad de confiar en otras personas y cuidar de ellas. Con dicha aplicación se verían reducido el estrés físico y emocional, que nos lleva a discutir con la pareja.

Amor Platónico

Las flechas de Eros (Cupido para los romanos) eran fulminantes, incluso hicieron que él cayese enamorado de la hermosa mortal Psique (alma)...

Las flechas de Eros (Cupido para los romanos) eran fulminantes, incluso hicieron que él cayese enamorado de la hermosa mortal Psique (alma)…

Después del verano, la vuelta a la normalidad conlleva a un periodo de sufrimiento, anudado al amor fugaz y platónico del verano. Esta relación entre amor y sufrimiento en modo alguno es universal. Nace en la antigua Grecia con la consideración del amor como una pasión irracional, como una deseada y temida forma de locura. También posee un antecedente en la mitología con el mito griego del andrógino, antecedente del mito contemporáneo de la media naranja.

En la mitología griega el andrógino es un ser compuesto tanto por órganos genitales femeninos como por masculinos, así como también hay andróginos que duplican los órganos sexuales femeninos y los masculinos. La duplicidad de sexos torna a esta criatura poderosísima, razón por la cual Zeus manda un rayo que la parte en dos, y desde entonces cada mitad busca afanosamente a su otra mitad pérdida y cuando la encuentra la estrecha en un abrazo.

El mito del andrógino presupone que existe “un amor de la vida”, es decir una y sólo una persona a la que podremos amar, una media naranja que nos está predestinada, que conforma nuestra mismísima identidad y a la reconoceremos inmediatamente apenas se nos cruce por el camino. Para Bernard Shaw “enamorarse es exagerar demasiado la diferencia entre una mujer y otra”.

La concepción de la media naranja se vincula con la del flechazo, que también ha llegado hasta nuestros días, y según la cual Eros hiere con sus flechas y enamora instantáneamente, de modo que pareciera que si el amor no surge a primera vista, mediante una primera intuición para la que el atractivo físico suele ser decisivo, no podrá surgir más tarde. El flechazo hipnotiza, electrifica y fascina con una primera imagen primordial por la que se “cae” enamorado.

Otra razón que contribuye a asociar el amor a la desdicha es que, a diferencia de la amistad, a la que consideramos una relación, y que por tanto presupone reciprocidad, designamos con la palabra amor a un sentimiento, y ningún sentimiento presupone correspondencia. Mientras no se puede decir, que se es amigo de quien no se siente amigo nuestro, parece legítimo decir que se ama a quien no corresponde a nuestro amor. Este factor también contribuye a vincular el amor a la desdicha. La concepción platónica del deseo como ausencia también contribuyó a que Occidente generara una idea sobre el amor tan estrechamente asociada al sufrimiento.

Amor por Internet

Sólo el 7% de la mujeres y el 12% de los hombres admiten haber sido infieles, aunque indican que era reflejo del estado de la relación...

Sólo el 7% de la mujeres y el 12% de los hombres admiten haber sido infieles, aunque indican que era reflejo del estado de la relación…

Solteros y en pareja coinciden en que Internet es una herramienta muy útil a la hora de encontrar pareja. Una de cada cuatro personas en pareja reconocen haber usado este arma para buscar a su media naranja y siete de cada diez solteros consideran que se trata de un método muy efectivo para encontrar el amor. Las principales ventajas que ven en su empleo son, en primer lugar, la posibilidad de conocer a personas de lugares y culturas diferentes y, en segundo lugar, el poder profundizar en la relación antes de conocerse personalmente.

Internet se ha institucionalizado de tal forma como un método para encontrar pareja que el 75% de las personas en pareja dice conocer a alguien que se ha enamorado a través de Internet. Tras analizar 147 relaciones exitosas del sitio www.match.com, especializado en crear parejas y que cuenta con más de 8 mil usuarios, un grupo de científicos ingleses concluyó que se necesitarían al menos 12 meses para que las parejas logren intimidad, pasión y entrega; las tres condiciones que, según ellos, constituyen el amor verdadero.

Para el 70,9% de las mujeres tener cibersexo con una persona desconocida supone un engaño, sin embargo, para el 57,7% de los hombres no se podría considerar como tal.

Referencias:
http://www.mundocarrete.com/secciones/opinion.htm
http://www.buenasiembra.com.ar/salud/psicologia/amor_concepciones.htm

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esto del 1 al 10
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Amores de Verano, 10.0 out of 10 based on 1 rating

Related articles

Déjanos tu Comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos obligatorios han sido marcados (necesario):


Para contactar con nosotros, enviar una noticia, sugerencia, queja o corrección:



Back to Top