plantas_solanaceas_55

Plantas Solanáceas

Las plantas psicoactivas como el Beleño, la Mandrágora, la Belladona, el Estramonio, o el Toloache, se encuentran entre las drogas con mayor tradición en la brujería…

Plantas Solanáceas

La familia de las solanáceas comprende unas 2500 especies de plantas esparcidas por todo el mundo, pero especialmente en América tropical, y son fundamentalmente hierbas, árboles y arbusto. Muchas de sus especies tienen un gran valor para el hombre por sus propiedades alimentarias (patata, tomate, pimiento, etc.), por sus propiedades como alcaloides (tabaco, belladona, beleño, estramonio, mandrágora, etc.) y como plantas de jardín.

Los alcaloides son compuestos nitrogenados que presentan notables propiedades fisiológicas y toxicológicas, que se ejercen fundamentalmente sobre el sistema nervioso central. Dentro de este grupo se incluyen siguientes plantas:

Beleño

El beleño, junto con la belladona y la mandrágora, formaba parte de la pomada con que las brujas se untaban, con el palo de la escoba, sus genitales para experimentar alucinaciones y "volar" en los aquelarres...

El beleño, junto con la belladona y la mandrágora, formaba parte de la pomada con que las brujas se untaban, con el palo de la escoba, sus genitales para experimentar alucinaciones y “volar” en los aquelarres…

Los antiguos egipcios se valían del aceite de beleño para el alumbrado. En la antigua Grecia era llamada la planta de los dioses ya que servía para aparentar la locura y para permitirle al hombre profetizar. Homero describió algunas bebidas mágicas cuyos efectos parecen indicar que el beleño era su principal ingrediente. Se ha sugerido que las sacerdotisas de Delfos hacían sus profecías intoxicadas con el humo de las semillas del beleño. Desde tiempos muy remotos se conoce la propiedad del beleño para mitigar el dolor y se empleaba para aliviar los sufrimientos de los sentenciados a tortura y muerte, ya que tiene la ventaja de que no sólo alivia el dolor sino que induce a un estado de completa inconciencia.

Tradicionalmente, con las hojas del beleño se preparan tés o decocciones. En usos rituales o recreativos las bayas se utilizan tal como las de la belladona, esto es, se aspira el vapor que producen al quemarse. Al igual que la atropina, la iosiamina y la hioscina en dosis bajas bloquean los receptores de la acetilcolina deprimiendo los impulsos de las terminales nerviosas; mientras que en dosis elevadas, provocan una estimulación antes de la depresión.

Tras la administración del beleño aumentan el ritmo cardíaco y la temperatura corporal, las pupilas se dilatan y generalmente se observan somnolencia y resequedad bucal. No se ha confirmado daño genético producido por el consumo de esta planta.

Con el extracto de esta planta, aunque usado en otra forma, puede producirse una excitación sexual. Se cuenta que una monja en Austria consiguió tener en excitación a todo un convento y fue necesaria la intervención de la Emperatriz María Teresa para evitar mayores males”.

Belladona

El nombre científico de la belladona, Atropa belladona, deriva de Atropos la inevitable hija de la noche y Erebeo, la más vieja de las tres parcas encargadas de cortar el hilo de la vida. Esto da una idea sobre su grado de toxicidad. Su nombre vulgar tiene varias interpretaciones: por el uso que las damas romanas hacían de su jugo para embellecerse el cutis; de la propiedad midriática de su alcaloide que, dilatando las pupilas, hace hermosas a las mujeres; del uso cosmético que se le daba para embellecer la mirada de las damas.

¡Cuidado!, el uso prolongado de la belladona puede causar estreñimiento crónico...

¡Cuidado!, el uso prolongado de la belladona puede causar estreñimiento crónico…

La ingesta de dosis leves reducen la salivación y la sudoración. Con dosis mayores aumentan el pulso y el ritmo respiratorio, la acción de los músculos involuntarios decrece, la frecuencia cardiaca se acelera, la dilatación de las pupilas es muy marcada y se inhibe la acomodación ocular, es decir, el cristalino se fija para la visión lejana y los objetos cercanos se ven borrosos. Cuando la atropina se aplica directamente al ojo, la acomodación y los reflejos oculares no se recuperan durante 7 a 12 días. Con dosis aún mayores se inhibe la micción y se presentan alucinaciones visuales y auditivas, e ncluso puede llegar la muerte.

El vino de las bacanales, fiestas en honor de Baco, dios del vino, frecuentemente era adulterado con jugo de belladona. En tierras célticas hay una superstición que vincula a la belladona con una hechicera encantadora a la que es peligroso mirar, aunque una versión más generalizada sugiere que cierta secta de sacerdotes tomaba una infusión de belladona para honrar e invocar la ayuda de Bellona, diosa de la guerra.

Se supone que la belladona fue empleada para envenenar a las tropas de Marco Antonio durante la guerra de Esparta, según la descripción que Plutarco hizo sobre los extraños efectos que siguen a su uso. Con la misma planta fue envenenado Claudio, el emperador romano.

Estramonio

Las especies áurea, suaveolens y arbórea se conocen como floripondios en México, yas o borrachero en algunas regiones de Centroamérica y estramonios o higuera del infierno en España donde incluso se venden en invernaderos. Todas las especies son biológicamente complejas y han sido utilizadas como alucinógenos desde tiempos inmemoriales, principalmente en los Andes y en el Amazonas donde reciben el nombre de toá. Se sabe poco sobre sus usos antes de la Conquista.

La palabra mandrágora es de origen griego y significa "dañino para el ganado"...

La palabra mandrágora es de origen griego y significa “dañino para el ganado”…

Las flores de Brugamsia se ingieren preparadas en tés. Sus efectos comienzan entre los 15 y los 30 minutos y duran hasta 72, aunque cada vez con menor intensidad. La escopolamina, también conocida como burundanga, que contiene esta planta es un agente anticolinérgico que actúa bloqueando los receptores colinérgicos en el cerebro. La dosis letal de la escopolamina se halla alrededor de los 100 mg.

Sobre la escopolamina se sabe que no es un visionario como pueden serlo el LSD o la mezcalina, sino un auténtico alucinógeno. Las alucinaciones no son sólo visuales, sino también auditivas e incluso táctiles. Parecen tan reales que a menudo se pierde el contacto con la realidad por completo y un observador externo puede ver al sujeto intoxicado sosteniendo conversaciones incoherentes con personas inexistentes o realizando acciones totalmente fuera de contexto.

A nivel físico la escopolamina provoca disminución de secreción glandular, la producción de saliva se suspende produciendo sequedad de boca, sed, dificultad para deglutir y hablar, pupilas dilatadas con reacción lenta a la luz, visión borrosa para objetos cercanos e incluso puede llegar a producirse una ceguera transitoria; taquicardia acompañada, a veces, de hipertensión, enrojecimiento de la piel por vasodilatación cutánea y disminución de la sudoración, e hipertermia que puede llegar hasta 42°C.

Los gumbianos del sur de Colombia las llamaban flores de yas y decían de ellas:”posee un placentero perfume y un espíritu en forma de águila que llega con el viento, haciendo que la persona que se queda al pie del árbol, olvidará todo”. En la Amazonía colombiana llaman borrachero al floripondio y dicen que los payés (chamanes de la etnia de los kamsá) lo utilizan con precaución por el respeto que les causa su poderoso espíritu.

Mandrágora

El principio activo de la mandrágora es la atropina, aunque también contiene cantidades menores de escopolamina, por ello se comporta de manera similar a la belladona: en dosis bajas bloquea los receptores de la acetilcolina deprimiendo los impulsos de las terminales nerviosas; mientras que en dosis elevadas, provoca una estimulación antes de la depresión.

No existen registros de dosificaciones exactas. Únicamente hay menciones en el sentido de que su uso en pequeñas cantidades era seguro, mientras que en dosis mayores provocaba delirios y locura o muerte por intoxicación.

Se supone que Julieta empleó un elixir preparado con mandrágora para fingir su muerte, mientras que Romeo se envenenó con acónito. El padre de Hamlet (obra también de Shakespeare) murió envenenado con beleño negro. En la Edad Media se decía que al arrancar la raíz de mandrágora, los gemidos que emitía la planta eran capaces de matar a quien los escuchara, por lo que ataban a un perro hambriento al cuello de la raíz, ponían fuera de su alcance un pedazo de carne y se alejaban a todo correr. Cuando el can, tirando de la cuerda, arrancaba la mandrágora, sólo él era quien oía el grito que le daba la muerte. La mayor parte de los procesos de Inquisición tuvieron como cuerpo del delito manipulaciones con mandrágora…

Toloache

El principal alcaloide de la Datura inoxia es la escopolamina, por lo que sus efectos son similares a los del estramonio...

El principal alcaloide de la Datura inoxia es la escopolamina, por lo que sus efectos son similares a los del estramonio…

El toloache, de origen americano, se ha utilizado con un sinfín de propósitos desde antes de la llegada de los españoles al continente. No sólo se le empleaba para provocar alucinaciones visuales, también tenía usos medicinales, en especial para aliviar dolores y reducir hinchazones. Un poco después de la conquista de México, Francisco Hernández, el médico del rey, menciona en un escrito sus valores medicinales, aunque advierte que el uso excesivo puede volver locos a los pacientes, provocando.

Diversos pueblos indígenas de América han empleado el toloache con fines terapéuticos y rituales. Los yaquis y los zuni le atribuyen el poder de volar o transportar el alma hacia el infinito. Los navajos lo utilizan para inducir visiones, diagnosticar enfermedades y provocar curaciones. Los jíbaros se lo dan a los niños que se portan mal, creyendo que los espíritus de sus ancestros los castigarán. Algunas tribus norteamericanas también utilizan esta datura en los niños durante algunos ritos de iniciación a la adolescencia en los que el tránsito simbólico entre la muerte y el renacimiento justifica los potentes preparados.

En México no ha disminuido su uso ni en las ceremonias mágico religiosas, ni como agente terapéutico, además no es raro que el toloache se agregue al mezcla de agave o al tejuino de maíz para aumentar su poder embriagante. Entre los yaquis, las mujeres lo toman para aliviar los dolores del parto. Los huicholes lo utilizan como medicamento, pero es considerado tan poderoso que sólo puede ser manejado por alguien de autoridad.

El principal alcaloide de la Datura inoxia, es la escopolamina, y en menor proporción, contiene también atropina, por lo que se comporta de igual forma que estramonio.

Referencias:
http://www.mind-surf.net/drogas/psicoactivos.htm

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esto del 1 al 10
Rating: 7.5/10 (11 votes cast)
Plantas Solanáceas, 7.5 out of 10 based on 11 ratings

Related articles

1 Comentario

Déjanos tu Comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos obligatorios han sido marcados (necesario):


Para contactar con nosotros, enviar una noticia, sugerencia, queja o corrección:



Back to Top