moneda_obediente_218

Moneda Obediente

Utilizando la magia de la ciencia te convertirás en un auténtico mago. Lograrás mover monedas sin tocarlas, gracias al rozamiento y la elasticidad…

Elasticidad y Rozamiento

La fricción entre las articulaciones es practicamente nula…

La fricción entre las articulaciones es prácticamente nula…

Todos lo materiales sólidos cuentan con una cierta elasticidad intrínseca a temperatura ambiente debido a su estructura interna. Es decir, se deforman cuando se ven sometidos a una acción o fuerza, y recuperan su forma inicial de equilibrio cuando ésta se retira. Si esta solicitación o fuerza supera un cierto valor, el cuerpo no vuelve a recuperar su forma inicial, ya que se ha supera el límite elástico. A partir de este punto, los materiales entran en la zona de plasticidad, que también posee un límite, que deriva en la rotura.

Cuando dos cuerpos están en contacto, se produce una cierta fricción que depende de la estructura superficial de los cuerpos o rugosidad, descrita por el coeficiente de rozamiento. El valor del rozamiento puede ser estático, cuando la velocidad relativa entre los cuerpos es nula, o dinámico, siendo menor, normalmente, éste último. Este rozamiento implica una pérdida de trabajo útil en forma de calor. Las articulaciones del cuerpo humano poseen un coeficiente de fricción muy bajo, mucho menor que el que hay entre el hielo y el acero (esquís).

“Truco de Magia”

Con este sencillo experimento, lograremos sacar una moneda situada en el interior de un vaso sin tocarla con las manos y sin tocar el vaso.

Material Necesario

– Mesa o superficie plana horizontal firme.
– 5 monedas (cuatro monedas iguales y de mayor tamaño que la última)
– 1 vaso de cristal
– 1 servilleta de tela

Instrucciones


Con este “truco” moverás monedas sin utilizar las manos…

Sitúa sobre la superficie plana la servilleta estirada. Coloca las cuatro monedas juntas, dos a dos, sobre la servilleta a una distancia que coincida con el diámetro del vaso de cristal. Deja la quinta moneda (la más pequeña) entre las otras cuatro monedas, también sobre la servilleta. Por último, sitúa el vaso boca abajo coincidiendo con el centro de las monedas, para que así tenga suficiente estabilidad.

Para sacar la moneda del interior deberás rascar la servilleta sólo en el mismo sentido en el que quieres sacar la moneda. Comprobarás como poco a poco la moneda se va desplazando hacia el exterior. Este movimiento dependerá del ritmo de rascado, con lo que debes encontrar el más acertado.

Explicación

La “magia” de este experimento es muy sencilla. Cuando rascas la servilleta, la estás estirando ya que las fibras con las que está elaborada tienen cierta elasticidad. La moneda también se desplaza al estar sobre ésta, y ser un movimiento relativamente lento. Cuando levantamos el dedo, eliminamos la tensión, con lo que las fibras hacen que la servilleta vuelva a su posición de equilibrio de una forma muy brusca (rápida). El rozamiento entre la moneda y la servilleta es muy pequeño (menor cuanto mayor es la velocidad), por lo que la servilleta se desliza por debajo de la moneda, haciendo que ésta se mantenga en el mismo lugar, o se mueva muy poco en el sentido del retroceso. Cada vez que hagas este proceso, consigues mover un poco la moneda, en una exclusiva dirección.

El vaso no se mueve porque la fricción entre las monedas sobre las que se ha colocado es muy pequeña…

Referencias:
www.krampf.com

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esto del 1 al 10
Rating: 7.2/10 (20 votes cast)
Moneda Obediente, 7.2 out of 10 based on 20 ratings

Related articles

Déjanos tu Comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos obligatorios han sido marcados (necesario):


Para contactar con nosotros, enviar una noticia, sugerencia, queja o corrección:



Back to Top