reyes_magos_175

Los Reyes Magos

Los reyes Magos o Magos de Oriente aparecen por primera vez en el Evangelio de Mateo, aunque no se menciona ni su número, ni su procedencia, ni…

“Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente se presentaron en Jerusalén, diciendo: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle.» En oyéndolo, el rey Herodes se sobresaltó y con él toda Jerusalén. Convocó a todos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, y por ellos se estuvo informando del lugar donde había de nacer el Cristo(…)”

Tradición e Historia

La primera vez que surge el nombre con que hoy conocemos a los Reyes Magos (Melchor, Gaspar y Baltasar) es en la iglesia de San Apolinar Nuovo (Italia)...

La primera vez que surge el nombre con que hoy conocemos a los Reyes Magos (Melchor, Gaspar y Baltasar) es en la iglesia de San Apolinar Nuovo (Italia)…

Los Reyes Magos o Magos de Oriente tienen su origen en la Biblia, más concretamente en el Evangelio de Mateo, en el que se menciona a unos magos judíos que visitan a Jesús tras su nacimiento como rey de los judíos. A pesar de contar con el apelativo de magos, en realidad se trataba de hombres sabios, astrólogos o sabios paganos. Con esta ofrenda por parte de sabios de otras culturas, se demostraría el peso del Dios Jehova ante los dioses de las otras culturas. En el Evangelio de Mateo, tampoco está explícito su número, sólo se indicaba que le ofrecieron: oro, incienso y mirra. El número de tres es establecido definitivamente en el siglo V por el papa san León I el Magno.

La tradición más difundida cuenta que vinieron de Oriente, en número de tres, en representación de los tres continentes hasta entonces conocido, y que iban guiándose por una estrella, conocida como La estrella de Belén, que les condujo hasta Belén. Allí buscaron al Niño Jesús recién nacido y le adoraron, ofreciéndole oro (representando su naturaleza real), incienso (que representa su naturaleza divina) y mirra (un compuesto embalsamador para los muertos).

Antes de llegar, encontraron al gobernador Herodes el Grande en la ciudad de Jerusalén, quien astutamente les conminó a que, de regreso, hablaran con él para darle noticia del sitio exacto donde se encontraba dicho niño; y, así, poder ir él también a adorarle. En realidad, lo que quería era darle muerte, por eso ordenó la matanza de los inocentes.

La primera vez que surge el nombre con que hoy conocemos a los Reyes Magos (Melchor, Gaspar y Baltasar) es en la iglesia de San Apolinar Nuovo, en Rávena (Italia) a mediados del siglo VI. Su país de origen es totalmente incierto. Los testimonios más antiguos de la Iglesia de Siria afirman que procedían de Persia, de donde se sabe provenía la casta de los magos o astrólogos. Otros hablan de Caldea, de donde surgió la astrología.

Según el sabio Salomón, eran tres y provenían de Tarsis, Sabá y Seba. “Los reyes de Tarsis y las islas traerán tributo. Los reyes de Saba y de Seba pagarán impuestos… “. Otra leyenda cuenta que, después de la resurrección de Jesús, el apóstol Tomás los halló en Saba (presumiblemente en Etiopía y Yemen). Allí fueron bautizados y consagrados obispos y martirizados en el año 70, siendo depositados sus restos en el mismo sarcófago. Santa Elena los llevó a Constantinopla (actual Istanbul) y en el siglo XII fueron trasladados a Colonia (Alemania), donde se erigió la actual catedral por el lugar de peregrinación en que se convirtió.

Festividad

En el siglo V, el papa san León I el Magno establece definitivamente en tres el número de reyes...

En el siglo V, el papa san León I el Magno establece definitivamente en tres el número de reyes…

En España y en otros países de tradición católica, se adoptó la costumbre de celebrar al mismo tiempo el día de la Epifanía y la festividad de los Reyes Magos, el 6 de enero, por darse a conocer Jesús al mundo por medio de éstos. En este día se celebraba en Egipto y Arabia el solsticio invernal. La costumbre es poner, la noche del día 5 de enero, sobre los zapatos, que los niños han dejado con dulces para los reyes de oriente, los regalos que han escrito en una carta dirigida a éstos, en conmemoración de la generosidad que estos magos tuvieron al adorar al Niño Jesús. “Lo que hiciereis con uno de estos pequeños, a mi me lo hacéis” (Mt. 25, 40).

En tiempos de la colonización española, especialmente en Cuba y Puerto Rico, este día era de asueto para los esclavos negros, que salían a las calles a bailar al ritmo de sus tamboras. Esto origina el nombre de Pascua de los Negros con que el día es aún conocido en algunos países. También es costumbre realizar representaciones de la llegada denominada como Cabalgata de los Reyes Magos.

Los países anglosajones dedican el día 6 de enero a desmontar los adornos de la Navidad. Antiguamente se celebraban festejos con ese motivo y se cocinaba un pastel en el que se escondía un haba o una pequeña moneda de plata. La persona que encontraba el haba o la moneda era nombrada rey judío o señor del desorden y se veía obligada a encargarse de los festejos de esa noche. Esta tradición dio origen en España al típico roscón de reyes (rosca de reyes) que se toma en ese día y que esconde una pequeña sorpresa en su interior.

Referencias:
Cardini, Franco (2001). “Los reyes magos”. Ediciones Península.
http://www.aciprensa.com/navidad/epifania.htm

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esto del 1 al 10
Rating: 6.3/10 (4 votes cast)
Los Reyes Magos, 6.3 out of 10 based on 4 ratings

Related articles

Déjanos tu Comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos obligatorios han sido marcados (necesario):


Para contactar con nosotros, enviar una noticia, sugerencia, queja o corrección:



Back to Top