Enfermedades_Tropicales_232

Enfermedades Tropicales

Una sexta parte de la población mundial padece alguna de las enfermedades tropicales, pero sólo un 1% de los nuevos medicamentos están dirigidas a éstas…

Enfermedades Tropicales Desatendidas

Uno de los vectores de la enfermedades tropicales son los insectos…

Uno de los vectores de la enfermedades tropicales son los insectos…

Alrededor de mil millones de personas están afectadas por una o más enfermedades tropicales desatendidas (ETD), siendo consideradas “desatendidas” porque persisten exclusivamente en las poblaciones más pobres y marginadas. Esto es así porque la importación de estas enfermedades no es habitual, con lo que no constituyen una amenaza importante para las sociedades más ricas. Pese a la magnitud de la cifra de personas afectadas por ETD (una de cada seis), menos del 1% de los casi 1400 medicamentos registrados entre 1975 y 1999 servían para tratar enfermedades tropicales.

Son típicas de las zonas tropicales porque allí, un gran número de microorganismos patógenos logran diseminarse muy fácilmente, debido en parte a las condiciones ambientales que caracterizan estas zonas (temperaturas promedio cercanas a los 32-37º C, humedad relativa de alta, gran cantidad y biodiversidad de seres vivos, etc.). En la actualidad, la mayoría pueden prevenirse, eliminarse e incluso erradicarse.

Úlcera de Buruli. Debe su nombre a la región de Uganda en la que, en 1958, se observaron numerosos casos de esta enfermedad microbacteriana (de la misma familia que la lepra y la tuberculosis). Los focos de la enfermedad se sitúan en las regiones cálidas y húmedas de los países tropicales de todo el mundo, y sólo en el oeste de África afecta al 25% de la población.

La úlcera de Buruli parece transmitirse principalmente a través del agua y afecta sobre todo a los niños menores de 15 años. Los primeros síntomas se manifiestan como pequeñas úlceras y llagas que no son dolorosas, pero que con el paso del tiempo van siendo más extensas. Posteriormente devora literalmente los músculos y huesos afectados, hace necesaria la amputación y, en ocasiones extremas, provoca la muerte del enfermo.

Lepra. Afecta a 7 millones de personas, es una enfermedad crónica causada por el bacilo de Hansen, que provoca deformaciones irreversibles. La lepra no es muy infecciosa y se transmite a través de gotitas expulsadas por la nariz y la boca, en contactos estrechos y frecuentes con los casos no tratados. Su cura es posible desde 1987 gracias a nuevos medicamentos aunque sólo el 30% de los enfermos los toma. Los síntomas pueden tardar hasta 20 años en aparecer, afectando sobre todo a la piel y los nervios. Si no se trata, puede causar lesiones progresivas y permanentes de la piel, los nervios, las extremidades y los ojos.

La pintura "Inesfly" regula el crecimiento de los artrópodos que transmiten el mal de chagas, siendo muy efectiva…

La pintura “Inesfly” regula el crecimiento de los artrópodos que transmiten el mal de chagas, siendo muy efectiva…

Dengue. Causa más de 50 millones de infecciones anuales. Aunque la fiebre del dengue se conoce desde hace más de 200 años, los brotes más graves se registraron en 1950. En los niños, el dengue provoca un cuadro febril más o menos inespecífico mientras que en los adultos presenta un síndrome de fiebre y erupciones cutáneas, con fotofobia en el 50% de los pacientes. Otra variedad de dengue, más grave, es la denominada fiebre hemorrágica, que afecta al sistema vascular. Ambas infecciones se transmiten por el mosquito Aedes aegypti.

Dracunculosis (gusano de Guinea). Es una enfermedad que se contrae exclusivamente por tomar agua contaminada y en la actualidad sólo existe en aldeas rurales remotas. Es posible erradicarla con intervenciones efectivas y poco costosas, como filtrar el agua y controlar al vector.

Tripanosomiasis humana africana. También conocida como enfermedad del sueño, es causada por protozoos pertenecientes al género Trypanosoma, que son transmitidos a los humanos por picaduras de la mosca Tse-tse, que se infectaron al alimentarse de la sangre de humanos o animales que hospedaban los parásitos. Aunque estos mosquitos sólo se encuentran en la zona tropical de África, la enfermedad afecta a unas 60.000 personas.

La primera etapa de la enfermedad presenta ataques de fiebre, jaquecas, dolores de articulaciones y picazón. La segunda fase comienza cuando el parásito invade el sistema nervioso central, y se manifiesta con signos característicos como: confusión, alteraciones de los sentidos y pobre coordinación, así como alteraciones del ciclo de sueño, lo que le da el nombre. Sin tratamiento, la enfermedad del sueño es letal.

Tripanosomiasis americana o mal de chagas. Afecta en torno a los 11 millones de personas en el mundo, principalmente en Sudamérica, y es la responsable de la muerte de 50.000 personas cada año. Esta enfermedad se transmite a través de la picadura de diversas especies de chinches triatominos, insectos que suelen vivir en las grietas de paredes y tejados de viviendas de adobe y paja.

Los síntomas son silenciosos y a menudo aparecen años después de la infección por lo que muchas de las personas que la padecen no saben que están infectadas. Consisten en palpitaciones, dificultad respiratoria, síncope y dolor torácico y, en algunas ocasiones, la muerte súbita. La pintura antiplagas Inesfly, eficaz contra el mal de chagas y en fase de prueba contra la malaria, ha sido desarrollada por la doctora Pilar Mateo Herrero, inhibiendo el crecimiento de los insectos.

6 millones en todo el mundo son invidentes por el Tracoma…

6 millones en todo el mundo son invidentes por el Tracoma…

Tracoma. Es una enfermedad oftalmológica crónica provocada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Entre sus síntomas destacan los ojos rojos, las secreciones, la fotofobia, el lagrimeo excesivo y, en última instancia, la ceguera irreversible (25%). Según la Organización Mundial de la Salud, afecta aproximadamente a 84 millones de personas, y unos seis millones son invidentes como resultado de esta enfermedad. Las bacterias se propagan por contacto entre mano y ojo, y por moscas que se alimentan de estiércol y desperdicios humanos en poblados pobres.

Leishmaniasis, enfermedad de Kala-Azar o fiebre negra. Es una enfermedad causada por la transmisión de protozos del género Leishmania a través de la picadura de las hembras de los mosquitos pertenecientes a la familia Psychodidae del tipo Lutzomia, popularmente conocidas como mosca de arena o jején. Las manifestaciones clínicas de la enfermedad, van desde úlceras cutáneas que cicatrizan espontáneamente hasta formas fatales en las cuales se presenta afectación severa de medula ósea, del hígado y del bazo. Actualmente hay más de 12 millones de infectados en 88 países y se producen 2 millones de casos nuevos de leishmaniasis por año en el mundo

Cólera o enfermedad diarreica epidémica. Es una infección intestinal aguda, grave, que se caracteriza por la aparición, 2 a 5 días después de la infección, de evacuaciones diarreicas abundantes, con vómito y deshidratación que puede llevar al paciente a acidosis y colapso circulatorio en el término de 24 horas y en los casos no tratados puede ocasionar la muerte. Son más comunes (80%) los casos leves en los cuales únicamente se presenta diarrea y esto es lo característico en los niños.

Esta enfermedad es causada por un bacilo aerobio, llamado Vibrio cholerae, y se transmite por agua contaminada (principalmente por material orgánico) y alimentos y raramente por contacto con personas infectadas o enfermas a menos que no se cuente con las medidas básicas de higiene como es el lavado de manos después de evacuar y antes de comer. Sin embargo, en la actualidad, se considera que la enfermedad es endémica en numerosos países y no es posible eliminar del medio ambiente al patógeno que la provoca.

Filariasis. Son un grupo de enfermedades parasitarias infecciosas diferentes que tienen como denominador común el ser producidas por nematodos (gusanos en forma de hilo) de la misma familia, y transmitidas entre personas por la picadura de insectos. Básicamente hay tres tipos: la filariasis linfática, que causa la inflamación y dolor en el escroto, las ingles o las piernas (elefantiasis); la oncocercosis, que afecta a la piel formando nódulos donde sobrevive el gusano muchos años, diseminando larvas por otras partes de la piel y, con relativa frecuencia, alcanzando los ojos hasta producir ceguera; y, finalmente, la loasis, que origina inflamaciones de la piel que aparecen y desaparecen. Más de 120 millones de personas sufren alguna de las filariasis linfáticas; 20 millones están afectados por oncocercosis, medio millón de ellos padecen ceguera debida a la enfermedad; unos 10 millones de individuos están parasitados por Loa-loa.

Encefalitis japonesa. Es causada por un virus que habita en mosquitos que atacan a pájaros, cerdos, caballos, reptiles, anfibios y, por supuesto, humanos. Cada año se registran 50.000 casos de encefalitis y la tasa de mortalidad ronda el 25%. Fiebre, tos, diarrea, dolor de cabeza y vómitos, junto a un síndrome similar a la enfermedad del Parkinson, son los síntomas típicos de la enfermedad, que puede dejar secuelas.

Helmintiasis transmitidas por el suelo (ascariasis, tricuriasis, anquilostomiasis). Son enfermedades parasitarias intestinales producidas por la ingesta de huevos de parásitos redondos nematelmintos o planos platelmintos (lombrices, tenias, gusanos, etc.). Provocan síntomas muy diversos, en particular problemas intestinales (diarrea, dolor abdominal), malestar y debilidad generales, que pueden mermar la capacidad de trabajo y aprendizaje, y retrasos del crecimiento físico. Los anquilostomas provocan hemorragias intestinales crónicas que acaban causando anemia. Otro síntoma es el prurito anal (rascado), que favorece la dispersión de los huevos, la agitación nocturna, el insomnio y el bruxismo. las helmintiasis afectan a más de 2.000 millones de personas en todo el mundo.

El cólera ha provocado varias epidemias a lo largo de la historia…

El cólera ha provocado varias epidemias a lo largo de la historia…

Esquistosomiasis. Es una enfermedad parasitaria producida por un gusano relativamente común en los países en vías de desarrollo, siendo la forma más común de infección el baño en lagos y charcas infestadas de los caracoles que son específicamente reservorios naturales del gusano. Aunque su tasa de mortalidad es baja, la esquistosomiasis es altamente incapacitante debido a las fiebres con que se manifiestan. Se calcula que afecta a 120 millones de personas.

En contacto con las personas, el parásito penetra en la piel, madura a otro estado larvario y migra hacia los pulmones y el hígado, donde madura hasta su forma adulta. Es entonces cuando se traslada a la vejiga, el recto, los intestinos, el hígado, el sistema venoso portal (las venas que irrigan el hígado), el bazo o los pulmones. Los síntomas varían de acuerdo con las especies de gusano y la fase de infección. La invasión inicial puede causar picazón y una erupción cutánea.

Fiebre amarilla. Afecta cada año a 200.000 personas y causa 30.000 muertes. Los brotes más graves suelen darse en el África Subsahariana. Este virus, que se transmite por los mosquitos, es originario de África, pero se extendió primero a Sudamérica, en los barcos que transportaban esclavos, y después a Norteamérica y Europa. Tras un periodo de incubación que va de tres a seis días, la persona infectada puede experimentar alguno de estos síntomas: fiebre alta, dolores de cabeza y musculares, vértigos, náuseas y vómitos. En los casos más graves puede provocar ictericia.

Malaria, paludismo o fiebre palúdica. Es una enfermedad muy extendida en las zonas tropicales aunque en África es donde mayor es su incidencia, afectando a 300 millones de personas en el mundo. Está causada por un protozoo (Plasmodium) que es transmitido al hombre a través de la picadura de la hembra del mosquito Anopheles.

Los síntomas son muy variados, empezando con fiebre 8 a 30 días después de la infección, acompañada, o no, de dolor de cabeza, dolores musculares, diarrea, decaimiento y tos. La primera vacuna medianamente desarrollada fue por el doctor Manuel Elkin Patarroyo, y trabaja en una nueva vacuna sintética, COLFAVAC, que cuenta con una efectividad del 90% en monos, y que estará lista antes del año 2009…

Referencias:
www.who.int/es
www.anesvad.org
www.elmundo.es/elmundosalud
www.pilarmateo.com/index.php

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esto del 1 al 10
Rating: 6.6/10 (16 votes cast)
Enfermedades Tropicales, 6.6 out of 10 based on 16 ratings

Related articles

Déjanos tu Comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos obligatorios han sido marcados (necesario):


Para contactar con nosotros, enviar una noticia, sugerencia, queja o corrección:



Back to Top