Alimentos Funcionales

La adición a los alimentos de componentes biológicamente activos ayuda a mejorar las condiciones físicas y mentales y reducen el riesgo a contraer enfermedades…

Dieta Equilibrada

El 30% de los casos de enfermedades coronarias se atribuyen a hábitos de alimentación inadecuados...

El 30% de los casos de enfermedades coronarias se atribuyen a hábitos de alimentación inadecuados…

Los nutrientes necesarios para satisfacer las necesidades individuales de cada persona y que cubren las demandas energéticas del organismo, permiten mantener la salud y el crecimiento del cuerpo se obtienen al ingerir una dieta equilibrada. Estos nutrientes se encuentran en los alimentos en forma de proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas, minerales, agua y antioxidantes. Los hidratos de carbono y proteínas proporcionan 4 kilocalorías por gramo mientras que la grasa proporciona más energía, 9 kilocalorías por gramo.

La ingesta adecuada de cada uno de estos nutrientes viene determinado en función de la edad, el sexo, la etapa de desarrollo, la situación del organismo, etc., y evita situaciones de malnutrición por exceso o por defecto. Una dieta equilibrada debe contener todos los grupos de alimentos mencionados anteriormente pero cada uno en una proporción.

Los hidratos de carbono, presentes en los azucares, cereales, legumbres, tubérculos, etc., deben suponer entre el 45 y el 65 por ciento del aporte calórico diario, dado que son empleados en primer lugar por el organismo para conseguir dicha energía. Las proteínas, presentes en las carnes, pescados, legumbres, etc., forman parte de la estructura de las células y su ingesta es empleada para su continua regeneración en forma de aminoácidos. Se recomienda consumir entre un 10 y un 35 por ciento. Las grasas, presentes en aceites, carnes, pescados, frutos secos, etc., son empleadas bajo demandas prolongadas de energía, para la absorción de ciertas vitaminas o forman parte de las membranas celulares. En la dieta deben suponer entre un 20 y 35 por ciento del total de calorías.

Farmacología de los Alimentos

EEntre el 25 y el 70% de enfermedades crónicas e infecciosas se pueden evitar con una ingesta óptima de todos los componentes de los alimentos en sus proporciones adecuadas...

Entre el 25 y el 70% de enfermedades crónicas e infecciosas se pueden evitar con una ingesta óptima de todos los componentes de los alimentos en sus proporciones adecuadas…

Ciertos alimentos poseen componentes biológicamente activos que mejoran las condiciones físicas y mentales así como reducen el riesgo a contraer enfermedades. El consumo de avena y soja puede reducir el colesterol, reduciendo así el riesgo de enfermedades coronarias. El aceite de linaza también reduce el colesterol ya que contiene un 57 % del ácido graso omega 3. Además, reduce el riesgo de padecer cáncer de mama y facilita la transmisión de información entre las neuronas del cerebro a través de la sinapsis.

Los tomates poseen una gran concentración de licopeno, un antioxidante que reduce el riesgo de padecer distintos tipos de cáncer: de piel, de mama, de tracto digestivo, de cuello del útero o de vejiga. Los beneficios para la salud del ajo son numerosos e incluyen la prevención del cáncer, acción antibacteriana, antihipertensivos así como reducir el colesterol. El consumo de col, brócoli, coliflor o cítricos también reduce el riesgo de padecer cáncer.

Los productos lácteos son una fuente de calcio, un nutriente esencial que puede prevenir la osteoporosis y cáncer de colon. A su vez, se estima que más de 400 especies de bacterias, beneficiosas y perjudiciales, habitan en el tracto intestinal humano. Los beneficios lactobacilos y bífidus están presentes en los productos lácteos y previenen de la entrada de organismos patógenos en el tracto.

Alimentos Funcionales

Los alimentos funcionales son nuevos alimentos que añaden o amplían los componentes beneficiosos a los alimentos tradicionales, por las ventajas que suponen para la salud y sus eficaces efectos psicológicos reduciendo así el riesgo de contraer enfermedades crónicas.

Entre los ejemplos de alimentos funcionales se pueden mencionar los que están enriquecidos con:

Los alimentos funcionales se recomiendan en dietas pobres por carestías de nutrientes...

Los alimentos funcionales se recomiendan en dietas poco variadas con carestía de nutrientes…

Fibra. Reduce el riesgo de enfermedad coronaria, disminuye los niveles de colesterol y facilita el tránsito intestinal, previniendo el estreñimiento. Añadida artificialmente da lugar a alimentos enriquecidos con fibra como galletas, pan y otros cereales, determinados lácteos (leche con fibra soluble), etc.

Azúcares de baja energía. Son edulcorantes como el sorbitol, manitol, xilitol, etc., que se emplean como sustitutivos del azúcar común o sacarosa. Ingeridos en grandes dosis pueden provocar diarreas, por ello conviene limitar su ingesta diaria.

Aminoácidos. Son los componentes más simples de las proteínas. Previenen la fatiga y el estrés, ayudan a regular el sueño y evitar el estrés, y fortalecen el sistema inmunitario y muscular. Se añade a batidos, zumos y otras bebidas dirigidas principalmente a deportistas.

Ácidos grasos insaturados. Reducen el riesgo de sufrir patologías cardiovasculares al reducir el nivel de colesterol malo y aumentar el bueno. También previenen la formación de coágulos en sangre. Ejemplos de alimentos enriquecidos o modificados con grasas insaturadas son leche con omega-3 u oleico, galletas con omega-3, huevos y flanes, etc.

Ácido Linoleico Conjugado. Tienen efecto positivo en los procesos de vigilancia inmunológica y en el mantenimiento del equilibrio de la composición corporal, masa magra versus masa grasa. Se agrega a lácteos, zumos y galletas enriquecidos en este tipo de ácidos grasos.

Fitosteroles. Son sustancias similares al colesterol humano y está presente en algunos vegetales como almendras, nueces, cacahuetes, pipas de girasol, cereales de grano entero y aceites vegetales. Son beneficiosos para personas que tienen un nivel de colesterol alto. Se añaden a ciertos alimentos, como la margarina , yogures, leche y otros lácteos.

El consumo cada vez mayor de alimentos funcionales esconde un efervescente negocio corporativo...

El consumo cada vez mayor de alimentos funcionales esconde un efervescente negocio corporativo…

Vitaminas y minerales. Son nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo y para un adecuado crecimiento y desarrollo por lo que alimentos enriquecidos con este tipo de nutrientes pueden ser adecuados para niños y jóvenes en edad de crecimiento, embarazadas, madres lactantes, ciertos estados carenciales o personas de avanzada edad. Algunas de ellas son ácido fólico, vitamina D, vitamina C, hierro, calcio, fósforo y yodo, principalmente. Tanto las vitaminas como los minerales se encuentran distribuidos en la naturaleza en diferentes alimentos, pero también se pueden añadir a diferentes productos de manera artificial como en lácteos, cereales, zumos, etc.

Antioxidantes. Son componentes de los alimentos que contribuyen a evitar la acción nociva de los radicales libres sobre el organismo y evitar la aparición de cáncer. Entre las sustancias antioxidantes más importantes, se encuentran la vitamina E (en aceite vegetal, frutos secos…), vitamina C (kiwi, pimiento, tomate…), carotenoides, cinc, selenio, coenzima Q10… Los alimentos enriquecidos con antioxidantes son margarinas, ciertos lácteos, bebidas y zumos.

Alimentos probióticos. Las bacterias ácido-lácticas son microorganismos vivos que conviven de forma natural en el intestino delgado. Ingeridos en cantidades suficientes contribuyen al equilibrio de la flora intestinal y a potenciar el sistema inmunológico. Entre los alimentos que las contienen están los yogures frescos y otras leches fermentadas. También existen alimentos enriquecidos con probióticos, como los quesos con bífidus y ciertos preparados alimenticios infantiles.

Alimentos prebióticos. Son alimentos que contienen nutrientes que el organismo no puede digerir pero que mejoran la microflora, protegen frente al cáncer, influyen positivamente sobre el sistema inmunológico y favorecen la absorción del calcio. Se encuentran de forma natural en verduras como el puerro, la cebolla, la achicoria, el espárrago, el ajo, la alcachofa o el plátano. También se añaden por sus efectos beneficiosos a bebidas, productos lácteos, de repostería y otros, y se pueden encontrar en forma de productos dietéticos específico.

Sustancias excitantes y tranquilizantes. Excitantes como la cafeína, el ginseng y el guaraná, o elementos tranquilizantes como la valeriana, tila o la melisa se pueden añadir de forma tecnológica a bebidas energéticas, algunos productos lácteos o preparados para infusiones.

Referencias:
http://nutricionyalimentos.com/tipos-de-alimentos-funcionales
http://www.eufic.org/article/es/expid/basics-alimentos-funcionales
http://trabajoyalimentacion.consumer.es/documentos/componentes3.php
http://www.nutricioncomunitaria.org/BDArchivos/Guia%20Funcional%20NATURLINEA_I_1138822039406.pdf
http://www.ehowenespanol.com/tipos-alimentos-suministran-carbohidratos-proteinas-lipidos-info_137377/

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esto del 1 al 10
Rating: 9.0/10 (3 votes cast)
Alimentos Funcionales, 9.0 out of 10 based on 3 ratings

Related articles

2 Comentarios

  1. JOSE FERNANDO ACERO CASAS -  28 enero, 2016 - 18:26

    ME PERMITO COMENTARLES QUE LOS ARTICULOS QUE APARECEN EN SU PAGINA CIENCIA POPULAR .COM SON SUPREMAMENTE INTERESANTES PARA ENRIQUESER MIS
    CONOCIMIENTOS GENERALES LOS FELICITO Y ESPERO
    CONTINUEN CON ESTA BONITA LABOR CULTURAL

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    Responder
    • administrador -  4 junio, 2016 - 19:41

      Muchas gracias por su comentario, nos da fuerza para continuar.

      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 0 (from 0 votes)
      Responder

Déjanos tu Comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos obligatorios han sido marcados (necesario):


Para contactar con nosotros, enviar una noticia, sugerencia, queja o corrección:



Back to Top