OLEDs_285

OLEDs

Los diodos orgánicos emisores de luz son dispositivos de reducido grosor y muy buena flexibilidad, capaces de producir luz de una gran calidad…

Diodos Orgánicos Emisores de Luz

El color negro se ha sustituido por gris en los camuflajes por ser escaso en la naturaleza y para no ser detectado por los dispositivos de visión nocturna…

El color negro se ha sustituido por gris en los camuflajes por ser escaso en la naturaleza y para no ser detectado por los dispositivos de visión nocturna…

El color negro se ha sustituido por gris en los camuflajes por ser escaso en la naturaleza y para no ser detectado por los dispositivos de visión nocturna…

Un diodo LED es un dispositivo semiconductor que es capaz de emitir luz sólo cuando se aplica una tensión eléctrica entre sus extremos, es decir, es electro-luminiscente. Los OLEDs, o LEDs orgánicos, reciben este nombre al estar compuestos por dos finas capas orgánicas, una capa de emisión y otra capa de conducción, que a su vez están comprendidas entre una fina película que hace de ánodo (polo +) y otra igual que hace de cátodo (polo -).

En general, estas capas orgánicas están constituidas por polímeros semiconductores que poseen una conductividad eléctrica variable, comportándose como avilantes normalmente. Sien embargo, cuando se aplica un voltaje eléctrico entre los extremos de un OLED, los electrones del ánodo (+) tienden a desplazarse hacia el cátodo (-) haciendo que la capa de conducción contigua pierda electrones para reemplazar a los perdidos por el ánodo, quedándose así huecos en ésta.

Por el contrario, la capa de emisión se carga negativamente como consecuencia de la llegada de los electrones y de la proximidad del cátodo. Dado que en los semiconductores orgánicos, los huecos se desplazan a mayor velocidad que los electrones, la recombinación de los electrones y de los huecos se produce en la capa de emisión. En esta recombinación, los átomos atrapan electrones haciendo que éstos reduzcan el nivel energético en el que se encuentran, liberando energía igual a la diferencia entre energías inicial y final, en forma de un fotón. Así, la radiación de esta energía liberada se producirá a una frecuencia en el rango espectral visible, por lo que se observará un punto de luz en un color determinado. La suma de muchas de estas recombinaciones, que ocurren de forma simultánea, es lo que forma la luz de un OLED.

La elección de los materiales orgánicos así como de la estructura de las capas determinan las características de funcionamiento del dispositivo: tipo de color emitido, tiempo de vida y eficiencia energética.

Ventajas de los OLEDs

El funcionamiento de una pantalla OLED se basa en una serie de OLEDs situados sobre una superficie que se iluminan y cambian de color en función de la intensidad del estímulo eléctrico que reciban, de ahí que para formar una imagen se requiera de un gran número de estos elementos.

El grosor de los OLEDs va de los100 a los 500 nm, unas 200 veces más delgado que un pelo humano, y las pantallas 0’2 mm…

Los OLEDs ofrecen muchas ventajas en comparación con los LCDs, LEDs habituales y/o pantallas de plasma, al contar con las siguientes características:

Delgadez y flexibilidad. Las capas orgánicas de polímeros de los OLEDs son más delgadas, luminosas y mucho más flexibles que las capas cristalinas de un LED o LCD. A su vez, el substrato utilizado en los OLEDs puede ser el plástico, más flexible que el cristal que da soporte a los LCDs o pantallas de plasma.

Economía. A pesar de que en la actualidad, su elaboración es costosa, en el futuro disminuirán enormemente los costes al utilizarse procesos de fabricación y materiales más económicos a gran escala.

Brillo. Los píxeles, o punto de luz, de un OLED emiten luz directamente, posibilitando así, un rango más grande de colores, más brillo y contrastes, y más ángulo de visión, que los LCDs.

Reducido consumo. Un OLED apagado realmente no produce luz (blacklight), por tanto no consume energía. Los LCDs, por el contrario, no pueden mostrar un verdadero negro y lo componen con luz de varios colores, consumiendo así energía continuamente.

Uno de los mayores contratiempos de los OLEDs es el gran impacto medioambiental que suponen, al resultar muy complicado el reciclado de sus componentes orgánicos (polímeros).

Aplicaciones de los OLEDs

Como consecuencia de las características previamente mencionadas, las aplicaciones de los OLEDs son infinitas. La compañía Samsung, líder en tecnología TFT-LCD, desarrolló en 2005 el primer televisor (de 40 pulgadas) usando tecnología OLED. La misma compañía desarrolló en 2009 una pantalla de 6’5 pulgadas totalmente flexible.

Compañías como Samsung o Sony han desarrollado televisores con tecnología OLED…

Ese mismo año, Sony mostraba una televisión OLED de 21 pulgadas de un grosor menor al centímetro. Esta compañía también cuenta con una pantalla de 2’5 pulgadas, de 0’2 mm de grosor y 1’5 gramos de masa. Es totalmente flexible, con un radio de mínimo de curvatura de 2’5 cm.

Desde el 2006 se están desarrollando investigaciones en la universidad de Cornel sobre una nueva versión de OLEDs, que no sólo emiten luz, sino que pueden absorber energía solar para producir electricidad. La compañía Plexstronic estima que a principios de 2010 se podrán producir comercialmente pantallas y paneles solares de esta tecnología. Otra de las aplicaciones es el camuflaje activo, en el que se mimetizarían los objetos con el medio de cámaras y proyectando la parte posterior…

Referencias:
http://www.oled-info.com
http://electronics.howstuffworks.com/oled1.htm

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esto del 1 al 10
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)
OLEDs, 9.0 out of 10 based on 1 rating

Related articles

Déjanos tu Comentario

Su cuenta de correo no será publicada. Los campos obligatorios han sido marcados (necesario):


Para contactar con nosotros, enviar una noticia, sugerencia, queja o corrección:



Back to Top